El doctor Santos Julián González, de 62 años

El doctor Santos Julián González, de 62 años, murió el sábado 28 de marzo. Trabajaba en el centro de salud nº VIII de Albacete, cercano al Hospital General.

Su especialidad era Salud Laboral. Cuando la pandemia empezó a arremeter, su consulta se transformó en un torrente de contagiados que acudían en busca de la baja.

“Estaba muy expuesto y fue de los primeros en enfermar”, recuerda Blas González, un traumatólogo conocido suyo. Sabía de los peligros a los que exponía a su familia, no se quitaba los guantes ni la máscara al regresar a su casa. Y en cuanto notó los primeros síntomas, se aisló en una habitación.

“Aquí no entréis por nada”, hizo prometer a los suyos. No pidió el ingreso hasta que su condición se agravó porque sabía de primera mano que el hospital estaba saturado. “No quería dar la tabarra”, asegura el doctor González. Ni fumaba ni bebía y practicaba deportes, de ahí la sorpresa de sus amigos cuando su estado se volvió crítico nada más ingresar.

Su esposa les pedía: “Se nos va, rezad por él”.

Fuente: El País

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados