Antoni Feixa, otorrinolaringólogo.

Antoni Feixa, el otorrinolaringólogo que falleció el domingo 29 por coronavirus en Terrasa, pasó una semana en su casa con dolor muscular y mucho cansancio.

“Él decía que era una gripe fuerte y que se tenía que pasar”, explica Juan Francisco Calvo, amigo y compañero en el servicio de Radioterapia del hospital Quironsalud de Barcelona.

Al final, tuvo que ser trasladado al hospital Mútua de Terrasa, donde murió cuatro días después, a punto de cumplir los 57 años. “Según hemos leído de lo que ha pasado en China, los otorrinos tienen un alto riesgo porque exploran a los pacientes de forma muy íntima y están expuestos a una alta carga viral”, apunta Calvo.

Feixa pasó bastante tiempo trabajando en urgencias y atendiendo a enfermos con Covid-19 en unos días en que su hospital, privado, presta servicio público a raíz del estado de alarma. “Nunca tenía un no, siempre colaboraba en todo. Estamos todos en shock”.

Fuente: El País

Dejar un comentario

Por favor ten en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados